La EDAR del futuro es una biofactoría

Recuperar nitrógeno y fósforo de las aguas residuales reducirá la eutrofización del medio acuático, a la vez que beneficiará al sector agrícola con un menor coste asociado a la producción de fertilizantes.

Así lo explican investigadores de Cetaqua, coordinador del proyecto LIFE NECOVERY, en el artículo titulado “La recuperación de nutrientes del agua residual: una necesidad para la depuradora del futuro” en la Revista Técnica del Medio Ambiente RETEMA.

En él se describe la problemática dual del exceso de nitrógeno y fósforo disueltos en ecosistemas acuáticos – eutrofización, en parte debida a las limitaciones de los procesos convencionales para su eliminación de las aguas residuales – y la demanda de nutrientes para fertilización por parte del sector agrícola. Actualmente, los medios de obtención de estos elementos son ambiental y económicamente poco sostenibles, por ser el fósforo un recurso limitado y por requerir el nitrógeno un elevado coste energético.

Estos fueron los retos que abordó el proyecto LIFE NECOVERY durante los últimos cuatro años, cuyas conclusiones se explican también en el citado artículo. El proyecto europeo, liderado por CETAQUA, se centró concretamente en la aplicación de tecnologías para la recuperación de nitrógeno de la línea de aguas de depuración con el objetivo principal de aumentar su eficiencia energética y por lo tanto reducir el consumo. Los investigadores del proyecto demostraron que, incorporando una fase previa de intercambio iónico con zeolitas puede aumentar hasta 30 veces la concentración de nitrógeno (amoníaco) y un elevado pH para producir las sales de amonio que se emplean como fertilizantes.

Autores del artículo publicado en la revista RETEMA: